martes, 29 de noviembre de 2011

El Guía

Imagen, María Hernando, gracias mil
***

Abatí cada semáforo,
apagué con una lágrima
la luz del sol
para que vivieras el caos de mi ciudad

y así,
así, 
asida a mi erección
con mano blanda,

temblorosa,

recorriste la barriada 
de mi enloquecido amor
y sus esquinas dobladas
de placeres y penumbras

10 comentarios:

  1. Vaya, esta ciudad tuya, si que está llena de pasión. Me acabo de acordar de lo de "salmantino sin morena", parece que alguna "morena" si que hay por ahí.
    Estaba dando una vuelta por los blogs, y te encontré.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Asun! Bueno, alguna Morena siempre hay...el Maki es un cabronazo al que no se le puede contar nada jajajaja.
    Gracias por acercarte a este desparrame que es uno de mis poemas favoritos.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Sensuales versos, me han gustado,
    gracias por compartirlos.
    Besitos de Arte.

    ResponderEliminar
  4. Gracias a ti, Arte, es un placer.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Todos los recursos para despertar los sentidos, como siempre sin miedos, con pasión tocas momentos que provocan deseos.
    Un placer ese recorrido por la barriada con esquinas tan representativas.
    Un abrazo pepe

    ResponderEliminar
  6. Este poema tiene más recorrido que el puramente sensual. Te sorprendería su significado, mucho :)
    un abrazo, Love

    ResponderEliminar
  7. Pepe , explícame la imagen...

    ?????

    ResponderEliminar
  8. Love, la imagen es como la poesía pienso. Quien realmente sabe lo que quiere expresar es su autor, en este caso María.
    Yo la entiendo como muy acertada, porque ha captado mi pensamiento y dice lo mismo que el poema. Un guía dirige los pasos por ese caótico recorrido; la imagen muestra al guía y algo tan caótico como una tubería en superficie pero que cumple su cometido pese a todo y canaliza el agua, la guía a través de su interior. Me parece una metáfora muy precisa, perfecta.
    En el poema todo son metáforas para describir como alguien conduce a otro a través de lo más íntimo a que conozca sus placeres y miserias interiores dentro del caos de su vida, como si de ese tubo se tratara. No sé como lo entendería María, pero no me cabe duda de que en su interior asimiló el caos y la entrega.
    Un abrazo y espero haberte ayudado un poco con la duda.

    ResponderEliminar
  9. Nadie mejor para decribir mi fotografía que tu pepe, es exactamente lo que yo sentí en el momento que hice esa fotografía... he de decir, un momento maravilloso en mi vida. Me encanta que seas capaz de trasmitir tanto, y gracias una vez más por haberme hecho partícipe.
    Gracias,
    María Hernando

    ResponderEliminar
  10. A ti GRACIAS, María.
    Sabes bien el entusiasmo con el que viví nuestra época de colaboraciónes. Fue siempre tu aportación un complemento que yo entendí como perfecto para mis poemas y concretamente en éste, que es mi poema favorito. Un beso enorme María.

    ResponderEliminar